viernes, 12 de marzo de 2010

La lata de la Fascia Lata



Este segundo capítulo debía versar sobre la Carrera Macarena del pasado fin de semana, “Mi segunda primera carrera” se iba a titular. Sin embargo ha acontecido algo más relevante, y desgraciadamente negativo.


Me he lesionado, espero que no de gravedad. Sin embargo hay algo bueno, según se mire, y es que es una lesión conocida. Ya me tuvo parado por el año 2004 o 2005 durante un par de meses, y posteriormente siempre he tenido que estar muy pendiente de ella.


Recuerdo el momento de la lesión perfectamente. Era un día frío, con lluvia, pero había dado una breve tregua, la suficiente como salir a entrenar, vamos un día como los que venimos teniendo últimamente. Esta tarde había bastantes gallitos en el corral. A los habituales de mi club, a los fieles que iban lloviese, nevase o granizase, se nos unieron otros conocidos del parque (Miraflores) que ante el percal meteorológico y con el objeto de ir más arropados se unieron a nosotros.


El calentamiento fue mínimo, ante el miedo a que comenzase a llover, quizás aquí estuvo el error. Empezamos el entreno y a los 500 metros siento un pequeño dolor en el lateral de la rodilla izquierda, el dolor crece y crece hasta que me hace pegar una “cojetá” importante y casi tiro al de al lado. Tras esa zancada en falso pareció que todo volvía a ir bien. Acabé el entreno con el resto, sin mayor molestia y empujando como el que más.


¡Ah, amigo! Pero cuando llegue a casa y aquello se empezó a enfriar, vi las auténticas consecuencias. Ahora sí que iba cojo. Inmediatamente me puse hielo, pero fue para nada, el daño estaba hecho.


Al hablarlo con mi entrenador, obviamente, mandó reposo y mezclar frío con calor. Así se acumularon las semanas. Tras un mes decidí probar. El calentamiento bien, pero ya al correr algo más rápido la molestia aparecía. Volví a parar por 2 o 3 semanas.


Viendo que aquello no tenía visos de mejorar, decidí ir al fisio. Os preguntaréis que por qué no fui antes, pero es que en mi época estudiantil 20 o 30 euros eran mucho. Sin embargo fueron unos euros muy bien invertidos. El fisio me reconoció, incluso me llamó por mi nombre (festival del humor), y me dijo que no me podía tocar, que tenía la zona inflamada y que no era posible actuar aún. Me quedé helado, esa conclusión la sacó a ojo, tras verme sentando en la camilla en gayumbos. Y me dice al ver mi cara de incredulidad: ¿A que te duele aquí? - ¡La virgen! ¡Qué dolor! Si hubiese tenido una lámpara de araña me hubiese subido a ella de un bote. Me “recetó” un estiramiento super raro que debía hacer varias veces al día, y me dio cita para una semana más tarde.



Fui buen paciente y realicé los estiramientos, de hecho notaba como cada día la zona se hacía más flexible. Llego el día de la cita y magia. Tras un masaje bastante doloroso me dice que al día siguiente corra y me vuelve a dar cita para finiquitar el tema.


Efectivamente al día siguiente entrené, con molestias, pero no por la lesión, sino por la caña que me había dado en la pierna. Desde entonces siempre ha sido una zona que me ha ido dando problemas y que con el estiramiento “de marras” he ido controlando.


Sin embargo este martes sentí algo similar entrenando en Miraflores, pero a mucha menor escala y efectivamente creo que es lo mismo, al menos las sensaciones son similares. Ya he pedido cita con el mismo fisio, pero tardará en verme una semana, así que si por las moscas ya he comenzado con el mencionado estiramiento y echándome una pomada que no sé si es realmente efectiva.

Ahora a efectos didácticos os voy a hacer una explicación somera y detallada de los que es la Facia Lata, perdonad el lenguaje técnico pero "eso es así": eso es una mezcla de músculo y tendón que va la cadera al lao de la rodilla, y que como buen tejido tendinoso soporta tensión, del latín tesiona-tensionae (lo sé, voy de sobrao y no tengo ni idea de lo hablo). Si tras esta exposición os quedan dudas os paso una imagen:




Ahora sí, ¿no?, es que en ocasiones me complico con el verbo. Para finalizar, y con intención terapéutica y preventiva, os dejo un vídeo de como masajearnos "la latosa" esta:



video

Continuará


No hay comentarios:

Publicar un comentario